Quienes nos quieren

received_10154404897144360

Somos distintas, las mamás en duelo. Somos muy protectoras de nuestros hijos.

Como todas las madres.

Es que, en realidad, somos iguales. Amamos y cuidamos a nuestros hijos e hijas por sobre todas las cosas. Tenemos eso, las mamás, que cuando se trata de nuestros bebés, nos convertimos en leonas. Defendemos ferozmente. Pero también, nos herimos ferozmente.

Hay algo que quizás es un poco contradictorio. Por un lado, a veces tenemos unas ganas tan grandes de hablar de nuestros hijos. Queremos contar cómo fue el embarazo, cómo nacieron. Contar todo lo que teníamos planeado, los recuerdos hermosos y llenos de esperanza, también el dolor y la falta que dejaron. Queremos hablar y hablar. Aunque lo hayamos contado mil veces, necesitamos hacerlo mil veces más.

¿Y qué esperamos de quienes nos escuchan? Quizás que recibais con amor el regalo que os estamos haciendo. Las historias de nuestras hijas son íntimas. Son tesoros que guardamos. Compartirlo es un gesto de amor y confianza. Nos encanta cuando lo contamos y nos deciis, gracias por contarme de tu hija. No necesitamos que nos digais mucho más. Solo que escuches agradecida.

Yo sé que cuando alguien dice que un bebé murió surgen muchas preguntas: ¿cómo murió? ¿cuánto tiempo tenía el bebé? ¿qué le pasó? ¿hace cuánto murió? ¿tenés otros hijos?

Son preguntas que emanan de la curiosidad. ¡Claro! Por suerte es inusual que muera un bebé, intriga mucho saber qué pasó. Pero esas preguntas… muchas veces nos suenan así: ¿porqué se murió; no te cuidaste bien? ¿cuánto tiempo tenía el bebé; era muy pequeño entonces bueno, ya pasará/era muy grande, que horror/ ya había nacido, quizás no lo cuidaste bien?  ¿qué le pasó; te hiciste demasiadas ecografías/no te controlaste lo suficiente/comieste bien/ le habrá hecho mal tu trabajo estresante? ¿hace cuánto murió; y estás así de bien/así de mal? ¿tenés otros hijos; bueno, centrate en tus hijos y no te empecines en sufrir/que no,  entonces no sos madre de verdad?

Nos sentimos juzgadas. Aunque no sea vuestra intención, nos sentimos juzgadas. Quizás porque en algún lado, nos juzgamos nosotras. Nuestro bebé murió. Cómo yo, que soy su madre, que lo único que tenía era cuidarlo y protegerlo, ¿cómo no lo pude salvar? Porque a veces el amor no es suficiente para salvarlos. Si el amor salvara, estarían todas acá, nunca moriría un hijo, nunca. Pero el amor no es más fuerte que la muerte.

Entonces, cuando os compartimos un poquito de nuestra historia de amor más hermosa, escuchad con empatía. Ya os vamos a contar todo lo que os queremos decir.

Es distinta una pregunta que surge de la curiosidad y una que surge de la escucha activa en una conversación. Quizás antes de preguntar, estaría bien hacer una pequeña reflexión personal ¿lo pregunto porque me intriga mucho? ¿o lo pregunto para participar en la conversación?

A veces, escuchando a una mamá en duelo, lo que la gente siente es nuestro dolor, una empatía profunda y sentida que a veces lleva a comentarios desafortunados como: yo estaría hecha polvo, no sé cómo haces para seguir. Y nosotras oímos: tu hijo muerto y tú aquí, como si nada… No hamce falta que nos digais cómo lo haríais. Lo estamos haciendo como lo hacemos nosotras. Para nosotras no es un hipotético, es una realidad que no elegimos. Estamos haciendo lo mejor que podemos, en una situación que jamás querríamos.

Es nuestra historia. Ayúdadnos a contarla cómo nosotras queremos. Porque somos sus mamás.

– Cheli Blasco


El nacimiento de A. Una cesárea respetada.

Ya lo decían los Rolling, “You can’t always get what you want. But if you try sometimes, well, you might find… You get what you need!”. Y esa es la mejor descripción que podríamos hacer de mi parto.

En mi segundo embarazo quería tener un parto vaginal después de cesárea, estaba centrada en lo que quería e hice todos los deberes: busqué una doula que además tenía una cesárea previa y varios retoños, hice yoga prenatal, comí sano sanísimo, anduve, hice fisioterapia prenatal, de todo. Pero las semanas anteriores al parto no fueron nada tranquilas y supongo que se juntarían el hambre con las ganas de comer.

Por un lado, no me podía centrar en mí y en mi bebé y por otro, ella era grandullona. Está claro que no podemos conocer las razones exactas, pero la cuestión es que llegamos a la semana 41+3 (según los cálculos de los médicos) o bien a la 42+3 (según los míos) antes de tomar la decisión de intervenir, vamos, que la niña estaba ya bien cocinada.

Llegada ya esa fecha, me dieron la opción de una provocación al parto. Tras investigar un poco acerca de las tasas de éxito y los riesgos de una inducción tras una cesárea, me decanté por una segunda cesárea. Por circunstancias en las que no entraré en este testimonio, cambié de servicio de ginecología para el parto y el seguimiento del último trimestre tuvo lugar en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Les presenté mi plan de parto por cesárea y me dijeron que sí a todo lo que pedía, salvo donar el cordón porque su banco de sangre no está adecuado para guardarlo desde un domingo por la mañana hasta el lunes que vengan a recogerlo.

Ingresé un domingo por la mañana, acompañada por mi marido y mi doula, que fue de retén por si mi marido decidía no entrar a quirófano en el último momento. Hablé con la matrona que me tomó las constantes, le dije que había decidido optar por una cesárea y le entregué mi plan de parto, previamente aprobado por el servicio de ginecología. La matrona me llevó a monitores y de ahí a la ginecóloga y a la sala de recuperación de anestesia, la REA. Desde ese momento todo fue rodado, la enfermera de la REA, Cristina, era súper cariñosa, estuvo atenta a mí y a mi marido en todo momento, hablando con nosotros y molestándose en conocer nuestras preferencias.

Al cabo de un ratito vino la anestesista, se nos presentó y nos contó cómo sería su intervención en el quirófano, qué tipo de anestesia usarían y me entregó el consentimiento informado para que lo leyera y firmara. Poquito después mi marido se ausentó un segundo de la sala y me llevaron a quirófano mientras el llegaba. La enfermera le dijo a las anestesistas que mi marido es muy aprensivo y que así me ponían la anestesia en lo que él llegaba y se preparaba. A nosotros nos encantó que estuviera tan atenta y se acordase de lo que le comentamos acerca de nosotros y nuestras preferencias cuando estábamos en la REA. Una auxiliar esperó a mi marido, le llevó a la sala para que se pusiera el pijama de quirófano y entrase conmigo, momento en el que todo el personal en el quirófano se nos fue presentando y contándonos lo que iban a hacer ahí. Mi marido se sentó a mi lado, detrás de la cortinilla, durante todo el proceso. Me hablaba y me ayudaba a relajarme, respirando hondo conmigo en los momentos más molestos del proceso. En unos segunditos escuchamos llorar a nuestra pequeña, la neonatóloga la revisó en los momentos que tardó en rodear la cortinilla y me la puso encima. Como pesaba tanto, les pedí que se la dejaran a mi marido, y no se movió de mi lado desde ese momento. Un rato más tarde me llevaron a la REA en la camilla, con la niña sobre mi pecho.

Estuve en la REA unas tres horas, la pequeña se enganchó al pecho nada más llegar y la dejaron haciendo piel con piel conmigo hasta casi dos horas después de nacer, que fue cuando la llevaron al pie de mi cama para hacerle todos los tratamientos neonatales con la ayuda de mi marido. Y me la devolvieron para seguir haciendo piel con piel y que ella siguiera comiendo.

Esta experiencia contrasta mucho con mi cesárea anterior, sobre todo porque entonces nos separaron nada más nacer y no pude estar con mis mellizos. Esa parte del parto fue tan negativa para mí, que esta vez mi prioridad era estar con mi pequeña en todo momento. Está claro que la cesárea no deja de ser una cirugía mayor y tiene sus riesgos, dicho lo cual, no sería un procedimiento que, personalmente, elegiría sin haber motivos médicos de peso. Pero, puestos a tener una cesárea, me alegro de haber contado con un equipo que estuviera dispuesto a adaptarse a las peticiones que tenía, que no eran muchas ni raras, y que todo el procedimiento fuera tan bien y tan fácil.


Plan E.C.O: Esperma conoce óvulo

El Plan Eco es un método sacado de una publicación Americana que promete un gran porcentaje de éxitos en el primero y segundo mes de búsqueda.

CONCEPCION

Necesitamos comprar varias cosas: 

– Test de ovulación: Pueden ser bastante caros yo los más baratos los he encontrado en Fertilityplan

Maca andina: Para él, mejora la cantidad y calidad del esperma.

– Pomelos: El zumo de pomelo favorece la subida del nivel de estrógenos, mejorando la textura del flujo vaginal.

– Jalea real: Regula el sistema hormonal.

– Aceite de onagra: Fundamentalmente para las mujeres con reglas irregulares desde la menstruación a la ovulación.

– Aceite de lino: Fundamentalmente para las mujeres con una fase lútera corta (menos de 11 días). Aumenta los niveles de progesterona y ayuda a la nidación. Se empieza a tomar después de ovular.

– Aquarius: Suena a coña, pero se supone que por su nivel de sales, también favorece la nidación. Puedes tomarlo después de la ovulación.

– Test de embarazo. También muy baratos en fertilityplan (y no voy a comisión jaja)

esperma

A partir del día 8, según el plan eco, se deberían empezar a tener relaciones sexuales día sí y día no.

El día 10 del ciclo, recomiendan empezar con los test de ovulación. Cuando veas el test de embarazo positivo, tener sexo ese mismo día, los dos siguientes, descansar el cuarto y volver a la carga el quinto postovulación. Fuera de este periodo, no hay nada establecido en cuanto a relaciones se refiere.

Si nunca ves un positivo claro, tener relaciones día sí y día no hasta la regla (o no regla a poder ser).

Si el día 15 de ciclo no ha bajado la regla (y habéis aguantado hasta el día 15) se puede hacer un test de embarazo. (Ejemplos de test)

Es importante que si tienes algún problema médico o matrona, consultes a tu médico o matrona.

¡¡¡Muchísima Suerte!!!


Cuando la leche no es blanca

Una vez más, facebook censura. En este caso censura la foto y el texto de una madre que acaba de perder a su hija. A mí, si la censura me parece increíble, en esta situación me parece repugnante. Repugnante por no dejar a una madre llena de dolor desahogarse, desoladora por no dejarnos a los que no hemos pasado por ello informarnos para poder ser soporte de familia que lo está viviendo y porque, por desgracia, nos puede pasar.

Lo comparto, lo comparto porque me da la gana y para canalizar mi rabia. Lo comparto para que la madre de Mai pueda compartir su historia. Animo a la gente con blog a seguir compartiendo este relato y esta foto.

teta

El pasado 3 de marzo mi hija Mai nació muerta. Nadie te prepara para eso. Nadie está preparado. Dentro de la nebulosa del momento, burrocracia, gestiones, decisiones y recuerdos, alguien te ofrece pastillas para cortar la leche. Alguien te dice que puedes esperar. Y en ese momento caes en que tu cuerpo, tu cuerpo de madre, parida la placenta, producirá leche en unos días. Y te cagas en la Naturaleza. Mi elección fue esperar, quizás para aferrarme a lo que de Mai me quedaba. No me arrepiento, fue una despedida suave y paulatina, pero cada mujer debe tener libertad para escoger la suya. Los profesionales deben informar. No juzgar. Tras la cesárea de urgencia y la muerte, el shock y el dolor físico dejaron paso a una fuerza increíble que me impulsaba a levantarme, a lamerme mi propia herida. Los pechos se me llenaron de leche, tremendos y calientes. Fui mamífera en estado de alerta, buscando a mi cría, esperándola. Por la cesárea tomaba antiinflamatorios, quizás por eso no sentí dolor, solo malestar, no tuve necesidad de extraerme leche ni de aplicarme frío ni hojas de col. Dejé fluir la leche, simplemente, dejé que me mojase despidiendo a mi bebé, dejé que se perdiese. Dejé a mi cuerpo hacer su duelo, llorar su luto, hasta que la leche se marchó. Y con ella la fuerza. La mamífera que por fin tomó conciencia de que su bebé no iba a volver. Mamífera vacía de vientre y pechos muertos. El cuerpo de madre, creador, nutricio, lleno de vida y alimento pasó suavemente a convertirse en silencio, en cementerio.

https://www.facebook.com/maternario


Reclamación contra el Informe Doulas

Si no estás de acuerdo con el informe, solo tenemos que copiar, pegar y enviar el escrito por e-mail.

Parece ser que es una acción coordinada por abogados/as y se pretende conseguir una avalancha de reclamaciones para que seamos escuchadas. Copio aquí el mensaje de la abogada.

“Necesitamos el apoyo de miles y miles de reclamaciones.
Todas las personas y Asociaciones que conozcas también pueden reclamar, como Asociación y de forma individual cada socia/o, ya estén en España o en el extranjero, ya sean españoles o extranjeros. El objetivo es conseguir en torno a 4000 reclamaciones en una semana ( del 2 al 8 de marzo) por email a la Defensora del Pueblo.

Con 4000 reclamaciones vamos a conseguir que los teléfonos se levanten. El Director General de Salud Pública español NO está leyendo nuestros blogs ni nuestros comentarios en Facebook. A quien sí escucha es a la Defensora del Pueblo. Si me permites, te voy a pasar el modelo de reclamación que he redactado para que todo el mundo mande el email, que se haga viral.
Se tarda lo mismo en firmar la petición change.org que en escribir un email al Defensor del Pueblo y te aseguro que es mucho más efectivo lo segundo. Es un MODELO. Eso significa que cada cual puede pegarlo-cortarlo-deshacerlo-añadir lo que quiera.
Para mí este tema de las Doulas representa a todo el patriarcado insultándome como mujer.
No lo voy a permitir más.
Por favor , ayúdanos !
Estoy convencida que puedes conseguir que 100 personas manden un simple email
que tarda 5 segundos en reenviarse !

Un beso

A la Defensora del Pueblo: registro@defensordelpueblo.es
Yo, Don/ Doña_______________________________________________, con DNI_______________________, con teléfono______________, con dirección de correo electrónico _____________________________________y con domicilio a efectos de notificaciones en C/________________________________________________ _____población ________________, Provincia de______________, Código Postal______________, COMPAREZCO ante la DEFENSORA DEL PUEBLO para efectuar la presente RECLAMACIÓN CONTRA EL CONSEJO GENERAL DE ENFERMERÍA ( en adelante CGE) , su Presidente Don Máximo González Jurado y la Comisión Interna encargada de la elaboración de su “Informe sobre Competencias de Matronas y tareas que realizan las Doulas” y por la campaña de desprestigio que, a raíz del mismo, han emprendido contra el colectivo de Doulas , y a tal efecto,EXPONGO:El día 16 de febrero de 2015 , Don Máximo González Jurado, Doña Pilar Fernández, Doña, Emilia Redondo, Doña Gloria Boal Herranz y Doña Rosabel Molina, presentaron , mediante rueda de prensa, un informe que , supuestamente, durante TRES AÑOS, había elaborado el CGE, denominado “Informe sobre competencias de matronas y tareas que realizan las Doulas” , entregando además, a la prensa y medios de comunicación un Dossier de Prensa referido a dicho informe y un “ Decálogo para la denuncia de la situación de las doulas en España “ ( dichos documentos están a disposición de todo el mundo a través de la páginawww.informedoulas.com )
El objetivo del Informe (pág. 23 del Informe) es simplemente “comparar las competencias establecidas para los especialistas en Obstetricia y Ginecología (Matronas) que recoge el PROGRAMA FORMATIVO de dicha especialidad con los servicios y actividades que ofrecen las Doulas A TRAVÉS DE INTERNET”, (es decir, bucear por páginas de internet para ver qué ofrecen por allí las Doulas y compararlo con las competencias de las matronas).Lejos de contar en la rueda de prensa los resultados de este Informe (y su objetivo), lo que ocurrió es que estas personas vertieron en contra de ciudadanas que ejercen una determinada profesión no sanitaria (Doulas), todo tipo de difamaciones y acusaciones gravísimas, atentando contra el honor, la dignidad y la propia imagen de las mismas, y entregaron un Dossier de Prensa que nada tenía que ver con el Informe y que recopilaba todas estas barbaridades.Estas personas propagaron -como un virus letal- por todos los medios de comunicación, prensa, radio, televisiones… ( incluidos los propios del CGE), acusaciones terribles en contra del colectivo de Doulas que ni siquiera se recogen en el Informe, pero indicando que se contienen en él y que son fruto de una “investigación exhaustiva realizada por un Comité de Expertos durante tres años” . Las noticias de prensa, radio y televisión las pueden obtener escribiendo en Google la palabra “Doula”.Inician así una inexplicable “CAZA DE BRUJAS” contra un colectivo de ciudadanas profesionales no sanitarias, de forma absolutamente gratuita y sin ningún tipo de justificación, manipulando a los medios y violando sus Derechos Constitucionales.En el Dossier de Prensa (no en el Informe) y en los medios de comunicación se les ha acusado de barbaridades tan serias como pertenencia a asociación ilícita (“Secta caníbal”), realizar ritos sectarios y contrarios a la salud pública, poner en riesgo la salud de mujeres y menores, en connivencia con las autoridades, ejercer un negocio fraudulento, burlas y mofas incluso de sus condiciones personales (ser madres, abuelas…), entre otras. Han amenazado incluso en público a enfermeras y matronas que ejercen de Doulas o las apoyan, a abrirles un expediente y expulsarles de la profesión.
Todas estas acusaciones y amenazas tan terribles e inauditas han sido vertidas por profesionales sanitarios, que ejercen sus profesiones en el servicio público de salud y/u ostentan cargos públicos de gran relevancia en la Administración. Es decir, se trata de personas que se han aprovechado de sus cargos, su “credibilidad” y posición relevante en la sociedad para atacar sin el más mínimo pudor a meras ciudadanas que ejercen una profesión no sanitaria que nada tiene que ver con la de las matronas, vulnerando su propio Código de Conducta del Estatuto Básico del Empleado Público, y sus obligaciones legales y deontológicas como profesionales sanitarios que les imponen respetar los derechos constitucionales de los ciudadanos.Incluso el Real Decreto que regula los Estatutos del CGE se contempla como falta muy grave que puede llevar aparejada sanción disciplinaria “el atentado contra la dignidad, honestidad u honor de las personas con ocasión del ejercicio profesional o de cargos corporativos.”Es increíble que los medios de comunicación se hayan dejado manipular de esta forma y que se constate que, a día de hoy, ningún periodista se haya dado cuenta de que prácticamente ninguna de las acusaciones vertidas en el Dossier de Prensa se contienen en el Informe, pero es más increíble aún que toda esta campaña de desprestigio haya sido organizada por una Institución como el CGE.
Nadie (salvo los “periodistas”) puede creerse que una comisión interna de expertos formada por dos matronas, tres enfermeras, dos juristas y dos expertos en Comunicación, Marketing y Publicidad (pág. 23 del Informe) haya estado tres años enteros estudiando la escasísima e irrelevante Bibliografía que se incluye al final del Informe (páginas 111 y 112). Dicha Bibliografía únicamente consta de tres normas que se leen en media mañana y ocho artículos de páginas de internet, entre las que se encuentra la definición de Doula de la Wikipedia.¿Cómo puede todo un Consejo General de Enfermería elaborar un Informe en base a dicha Bibliografía? ¿Cómo pueden decir que han estado tres años investigando ocho páginas de internet?Hay numerosísimas publicaciones de Medline, (es decir, la base de datos médica y de conclusiones científicas más amplia que existe, producida por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.), que enumeran los beneficios del acompañamiento de las Doulas y que están basadas en la evidencia científica. Si yo puedo acceder a dicha información de forma muy fácil (Google), gratuita y rápida, ¿cómo es posible que el CGE no haya sabido encontrar dicha información en tres años?No puedo seguir asistiendo impasible a este espectáculo mediático orquestado por funcionarios y altos cargos del CGE, que tiene como único fin tirar por tierra una profesión no sanitaria ( Doula) que es tan lícita y legal como cualquier otra no regulada en mi país (escritora, cocinera,..) y , en consecuencia:
1.- Solicito a la Defensora del Pueblo que LLAME AL ORDEN al Consejo General de Enfermería en bloque, a su Presidente Don Máximo González Jurado, a su Vicepresidenta Doña Pilar Fernández, y a Doña, Emilia Redondo, Doña Gloria Boal Herranz y Doña Rosabel Molina, y demás personas que han elaborado y presentado el denominado “Informe sobre competencias de matronas y tareas que realizan las doulas” , y que han entregado además, a la prensa y medios de comunicación un Dossier de Prensa referido a dicho informe, lleno de acusaciones, insultos y burlas y que han puesto en marcha esta campaña de desacreditación de la figura de la Doula y de menosprecio a las mujeres.Que les informe de sus obligaciones legales, de la existencia de una Constitución Española, de la existencia de Derechos Constitucionales de las ciudadanas y ciudadanos al honor, la dignidad y la propia imagen que deben ser respetados.Que les requiera para que se abstengan de seguir difamando a ciudadanas que ejercen una profesión tan válida, lícita y legal en España, como cualquier otra que carece de regulación y de seguir tratando a las mujeres como niñas que no saben cuidar de sí mismas, de sus cuerpos ni de sus hijos.Que les exija una disculpa pública al colectivo de Doulas y a todas las mujeres, por su lamentable actuación.Si la Defensora del Pueblo no es competente, rogamos atienda mi súplica y se dirija al estamento o Institución que sí sea competente para realizar esta labor.
2.- Solicito a la Defensora del Pueblo que REQUIERA a Don Máximo González Jurado para que retire todas las difamaciones contra las Doulas y el menosprecio a las mujeres vertidas en su propia página personal (http://maximogonzalezjurado.com/…/falsas-expertas-en-mater…/ ) y en su propia revista, “Enfermería Facultativa”:http://www.consejogeneralenfermeria.org/…/1589-enfermeria-f…3.- Solicito a la Defensora del Pueblo que REQUIERA al CGE en bloque para que rectifique el Informe publicado, que parte de una interpretación completamente errónea de las competencias de las matronas (que confunden con lo que las matronas deben ser capaces de hacer cuando terminan su formación, que no es lo mismo), y que rectifique su Dossier d e Prensa, las referencias a profesionales que no son Doulas, a páginas de internet que no son de Doulas o son extranjeras, que rectifiquen sus insultos, sus acusaciones, sus difamaciones gratuitas.4.- Solicito a la Defensora del Pueblo que aclare si el encargo de elaboración del Informe debería haber seguido o no la normativa contemplada en la Ley de Contratos del Sector Público. Y le ruego me aclare como contribuyente si se han utilizado fondos públicos para su elaboración.5.- Solicito a la Defensora del Pueblo que requiera y llame al orden al Director o Gerente del Hospital Provincial de Pontevedra, para que retire de inmediato el cartel que prohíbe la entrada de Doulas que está en la sala de espera del área de ginecología y obstetricia y para que informe de una forma CONTUNDENTE a los profesionales sanitarios que trabajan en dicho Hospital de sus obligaciones legales de respeto a los ciudadanos.Solicito que la Defensora del Pueblo, si lo considera conveniente, requiera al departamento de inspectores de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia para que inicien, si lo estiman oportuno, expediente sancionador contra los funcionarios públicos que hayan colgado dicho cartel o hayan permitido que estuviera en dicha sala de espera del Hospital.
6.- Solicito a la Defensora del Pueblo que, si lo estima oportuno y procedente, requiera de forma URGENTE Y PRIORITARIA al Ministerio Fiscal para que investigue la posible existencia en España de una “Secta de 30 mujeres” que se autodenominan “Doulas”, apropiándose del nombre de un profesión honrada, como así ha “destapado” Doña Emilia Redondo y la CRÓNICA del periódico EL MUNDO. Parece que Doña Emilia Redondo tuvo noticia de la existencia de dicho grupo hace tres años y en vez de cumplir con su obligación legal como profesional sanitario de denunciarlo al Ministerio Fiscal, se dedicó durante este tiempo a bucear por internet y por la Wikipedia, a ver si averiguaba qué eran “las Doulas”.
http://www.consejogeneralenfermeria.org/…/13629-emilia-redo…
http://www.consejogeneralenfermeria.org/…/1589-enfermeria-f…
http://www.elmundo.es/…/2015/02/16/54e1e5d822601dcd748b4581…
http://m.elperiodico.com/…/ofensiva-las-matronas-contra-las…
http://www.20minutos.es/…/…/informe-doulas/maternidad-secta/
http://www.elmundo.es/…/2015/02/22/54e85c7b22601d70708b4578…
Me gustaría también solicitar a la Defensora del Pueblo que aclare a estos profesionales sanitarios y a los medios de comunicación, si fuera posible , que el hecho de que exista una posible “SECTA” que adopta un nombre de una profesión legal como, por ejemplo, la de Doula, no significa, evidentemente, que todas las mujeres que ejercen la profesión de Doula formen parte de “Sectas” , de la misma manera que existen “Sectas” que se apropian de la ideología o símbolos católicos y que nada tienen que ver con la Iglesia Católica ( por ejemplo la recién descubierta “Secta “ de Oia, la Orden y Mandato de San Miguel de Arcángel).Ruego a la Defensora del Pueblo que si, tras la investigación se comprobara la inexistencia de esa presunta “Secta”, o incluso la inexistencia de esa presunta mujer afectada, se emitiera un comunicado a los medios de comunicación informando de ello.Asimismo ruego a la Defensora del Pueblo que, si lo considera oportuno tras recibir mi reclamación, anuncie a los medios de comunicación que va a investigar el reprochable comportamiento del Consejo General de Enfermería.
7.- Solicito a la Defensora del Pueblo que se dirija al Director General de Salud Pública, Calidad e Innovación, Don José Javier Castrodeza Sanz ( o persona que le sustituya en el cargo), a quien le corresponde ejercer la Alta Inspección del Sistema Nacional de Salud , al Director General de Ordenación Profesional , Don Carlos Jesús Moreno Sánchez ( o persona que le sustituya en el cargo), y a la Subdirectora General de Calidad y Cohesión, Doña Paloma Casado Durandez ( o persona que le sustituya en el cargo) para que revisen el Informe del Consejo General de Enfermería, su Dossier de Prensa y demás documentos publicados en la página http://www.informedoulas.com y tomen medidas contundentes contra dicho organismo por atentar contra la dignidad, el honor y la propia imagen de las contribuyentes afectadas.Que se dirija igualmente al Secretario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Don Rubén Moreno Palanqués (o persona que le sustituya en el cargo) para presentarle esta reclamación y que llame al orden a Don Máximo González Jurado cuando el mismo, -o la persona que le sustituya- se dirija al Consejo Interterritorial para perpetrar su campaña gratuita de desprestigio contra las Doulas.Y que solicite a todos los Directivos y Organismos mencionados que, no sólo NO sea rectificada la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad, -que es lo que pide el CGE, para que deje de incluir las referencias a las Doulas, – sino que añadan en dicha Estrategia los estudios y evidencias científicas que revelan los beneficios de su acompañamiento, como de hecho ya incorpora la Estrategia de Atención al Parto Normal del Servicio Extremeño de Salud.8.- Si fuera posible , solicito por último a la Defensora del Pueblo que RUEGUE a los medios de comunicación que han machacado de forma tan cruel a las Doulas, que traten los temas de Salud Pública, con RIGOR, PRECISIÓN Y UTILIDAD, siguiendo las recomendaciones del Manual de Buenas Prácticas Periodísticas realizada por la Universidad de Nebrija, con la colaboración de las Asociaciones FAPE ( Federación de Asociaciones de Periodistas de España) y ANIS ( Asociación Nacional de Informadores de la Salud).

Muchas gracias de antemano por su atención, colaboración y auxilio.

Sin otro particular, se despide atentamente,

NOMBRE Y DNI

Adriana Doula Madrid Facebook


El Alumbramiento

Pienso en los cursos de preparación al parto a los que asistí y la sensación que me llevé es que el parto acababa con el nacimiento del bebé (bueno sí y después sale la placenta, hasta el próximo Lunes), sin información, opciones que contemplar o medidas que mi acompañante debía cuidar. Así que por eso me parecía importante escribir algo sobre esto, aunque no sé si es el mejor momento jeje

Durante el alumbramiento se necesita un pico de oxitocina muy alto, por ello, las condiciones para tener un alumbramiento sencillo son las mismas que durante el resto del parto: Un ambiente cálido, intimidad, comodidad…  Los acompañantes, debemos tener esto muy en cuenta. El parto no acaba con el nacimiento del bebé y ahora, debemos seguir manteniendo un ambiente adecuado.

Según la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal, el alumbramiento se considera prolongado si no se completa en treinta minutos desde el nacimiento del bebé si es alumbramiento activo y sesenta minutos si es un alumbramiento espontáneo.

Actualmente, la recomendación del Ministerio es el alumbramiento activo.

El manejo activo del alumbramiento consiste en poner oxitocina en el momento de la salida del hombro anterior del bebé. Después, cuando ya ha nacido el bebé, se suele traccionar del cordón umbilical y se aplicarían masajes en el útero.  Esto disminuye hasta en un 60% el riesgo de hemorragia posparto y acorta la duración del alumbramiento.

periodo alumbramiento

 

Esto también tiene riesgos, la presión en el fondo uterino puedo interrumpir el proceso de desprendimiento de la placenta y provocar dolor, hemorragia e inversión uterina y la tracción puede tener efectos adversos similares.

Vídeo de alumbramiento activo 

Michel Odent, obstetra, considera que estos datos pueden deberse a la propia atención al parto. Subraya la importancia del calor, de no interrumpir el encuentro de la madre con el bebé, ni tan siquiera con una palabra y cree que la necesidad de intimidad es tal que no debería sentirse observada. Estas son situaciones que no suelen darse, muchas veces, ni en parto domiciliarios. Todo esto porque evitar la secreción de adrenalina, que inhibiría a la oxitocina natural.

Para prevenir una hemorragia posparto, el útero debe contraerse y reducir su tamaño, para ello es fundamental además de cubrir las necesidades de la mujer de parto, el contacto piel con piel con el bebé y la succión del pecho, que estimula la producción de oxitocina, aumentan las contracciones uterinas (los famosos entuertos) logrando la contracción del útero.

11024916_10205982237294709_1232554992_o

 

El manejo espontáneo es esperar a que el cuerpo alumbre la placenta por sí mismo. Hay que cuidar mucho, sobre todo los acompañantes, lo citado anteriormente y en caso de no producirse el alumbramiento espontáneo en sesenta minutos o haber un sangrado excesivo, después de informar a la mujer, se cambia de procedimiento. Una vez desprendida la placenta se tracciona del cordón para sacarla o se pone la mujer en vertical para que caiga.

La Guía de Atención al Parto Normal, recoge también la importancia de que la mujer conozca desde el embarazo los pros y los contras y pueda decidir la opción que desee: Manejo activo o espontáneo.

Con respecto a la sensación de alumbrar, algo de lo que por cierto se habla poquísimo, supongo que es algo subjetivo que cada mujer experimenta de una forma diferente.

Lo que es innegable es que una vez nacido el bebé las contracciones vuelven y que hay que sacar una cosa más de tamaño considerable pero no podemos olvidar que, como dice mi matrona, no tiene huesos.

Hace tiempo leí a una mujer hablar sobre el placer que le produjo parir la placenta y, por fin, la sensación de que ya había terminado. Incluso barajaba la posibilidad de que el origen de la palabra placenta viniera de ese placer. No fue el caso, placenta viene del latín “plakoies” que es pastel aplanado y no tiene nada que ver pero me pareció una bonita coincidencia.

Me quedo con eso, el placer de parir la placenta y darle la bienvenida al puerperio.

 

Bibliografía:

Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal 

El Parto es Nuestro 

Federación de Matrona 

Michel Odent. Don´t masage the third stage of labour. Pract Midwife 1998;1(9):31-3


Sobre doulas. ¡Qué original!

Uy un post sobre doulas esta semana, ¡Qué novedad!. Vale, digamos que no soy una lumbrera en cuanto a originalidad pero después de salir sin mi consentimiento, ni tan siquiera informarme, en un programa Catalán quiero por lo menos hacer uso de mi derecho a réplica. A ver si consigo dejar un poco más claro lo que soy y lo que no soy…

Soy una persona pragmática; lo más cerca que estoy de una chamana o curandera es cuando me tomo un ibuprofeno. No creo en la homeopatía, no hago calderetas de placenta los Domingos. No me lavo el pelo con sangre menstrual y de vez en cuando me gusta darme caprichos.

No hago tés milagrosos, desayuno con café de Nespresso. Uso sujetador y me depilo. Pero como soy doula, se me incluye en una especie de pack extraño que a día de hoy no he encontrado sentido.

Acompaño a mujeres que prefieren el paracetamol a unas bolitas de homeopatía, pero también a las que prefieren las bolas. Acompaño a mujeres que se hacen un batido con un trozo de placenta cuando paren y también a las que prefieren tirarla a la basura. También a las que no se depilan y las que sí, las que no usan sujetador y las que no se lo quitan ni para dormir o las que se toman desde la 37 hojas de frambueso para ponerse de parto, las que se presentan a una inducción y las que deciden esperar pacientes a la 42. Mi trabajo es acompañar, me vais a perdonar, pero lo que yo haga o yo crea importa una mierda, es solo mío.

Yo no obligo a comerse nada, como no obligo a no comerse nada. Parto de la base de que las mujeres no somos estúpidas, si algo nos interesa nos informamos y decidimos, no hace falta que nadie haga de papá. Es más, si esperas alguien que decida por ti o te imponga algo, descarta la idea de contratar una doula.

El primer contacto que tuve con la placentofagia, ahora tan recurrida, fue de la mano de una matrona, estaba haciendo una estudio sobre sus beneficios y estaba muy satisfecha con los resultados. Curiosidad científica.

Mi primera placenta acabó en la basura, con mi tercera, la escupí del asco que me produjo y con la cuarta mi batido me supo a gloria pero, y eso ¿qué narices importa? Es solo lo que yo hice, experiencia personales de las que no se pueden hacer reglas universales.

Tengo la sensación de que esta estúpida lucha no es contra las doulas… no sé a las doulas en general, a mí en particular me da lo mismo. Yo sé lo que hago y sé lo que no hago, no me siento ofendida.

Soy mujer y he contratado los servicios de una doula, así que me siento insultada. El insulto, el que me llamen tonta, pasa a ser lo de menos cuando además estoy HARTA de que me digan lo que hay que hacer.

Yo en dilatación completa, junto a mi doula Paca Muñoz.

Yo en dilatación completa, junto a mi doula Paca Muñoz.

Analizo el trabajo de Paca, mi doula, en mis partos. Por más que lo pienso no encuentro la peligrosidad de llenarme la bañera, darme la mano, respirar junto a mí, dejarme la casa como los chorros, tomarse café en el posparto y darme

abrazos como pocas veces me han dado.

Yo no sé si Paca cree o no en la homeopatía, si es medio chamana o chamana del todo, si se depila las axilas, si usa compresas o copas menstruales, si hace tés milagrosos o se toma un ibuprofeno pero, ¿Sabes qué? Me da exactamente igual. Lo que tengo que saber de ella, es que ha respetado lo que soy yo en los momentos más importantes de mi vida y lo demás me es indiferente.

Adriana Madre.


Bloqueada en facebook. 1

Ayer publiqué en facebook una preciosa foto de un nacimiento. Decidí colgarla por lo que yo veía en esa foto. Una mujer a cuatro patas, con el periné íntegro, sin episiotomía, con unas manos que sostienen al bebé y no tiran de él. Me pareció bonita y la publiqué.

10732510_10205005298151841_1253155995_o

Mi página en una página pequeñita, somos pocos, estamos en familia… Publico información que a mí me gusta, la cuido con mimo y es un pedacito de mí. No esperaba que fuera compartida 5 mil y pico veces y tuviera más de 9 mil me gusta. Tampoco esperaba que aumentara 300 seguidores en un día (más que en un año).

Me pasé el día mirando la página sin dar crédito a lo que veía. Jamás había visto algo así en mi “casita”. ¡Madre mía! Y por un nacimiento. ¡Qué razón más estupenda!.

Durante dos años fui la responsable de facebook de la asociación El Parto es Nuestro, sabía lo que pasaba cuando algo se compartía tanto y se veía “intimidades”, la foto automáticamente era censurada… así que en previsión de que pudiera pasar, nombré otra cuenta como administradora para no quedarme sin poder publicar el tiempo de bloqueo.

Pues bien, esta mañana amanecí con la triste noticia de que esa foto, la que a mí me parecía bella, gráfica, dulce… ha sido bloqueada por pornografía. PORNOGRAFÍA!!

Ayer en la foto leí todos y cada uno de los 500 comentarios. Casi todos eran muy positivos. Fue muuuy evidente la necesidad que tenemos las mujeres de contar nuestros partos, lo cual por cierto, a mí también me pasa y me encanta. Había muchas personas que después de comentar lo bonita que era la fotografía, contaban el parto de sus hijos.

También leí alguna mujer embarazada, un poco impresionada por la foto y a las que deseo de corazón que sea el primer paso hacia un parto entregado y sin miedo. De verdad que os deseo lo mejor.

Luego hubo otro tipo, también bastante frecuente, que agradecía la imagen porque jamás había visto un parto. Y a mí esta parte, aunque normal en el tiempo en el que vivimos, me impresiona un poco. ¿Cómo no vamos a temer a lo desconocido entre las historias de terror que nos cuentan y el desconocimiento total y absoluto?. Entiendo entonces un poco más a las mujeres anteriores, las madres que esperan a su primer hijo y al ver la foto se caen de culo al suelo… y es que por desgracia, nacer es algo natural y cotidiano pero que se esconde debajo de la alfombra como si fuera algo sucio.

Algún comentario sobre lo asqueroso del momento incluso a, ojo!, una mujer que decía algo así como que admiraba a las mujeres por estar dispuestas a pasar por esa barbarie. Me parece ya el colmo.

¿Qué tienen los nacimientos que tanto mueven y remueven? ¿Qué tiene una vagina que tanto ofende?.

Una mujer pariendo, con todo su poder, sin necesidad de nada más que de su propio cuerpo y el de su hijo, una mujer al servicio de nadie, solo de ella y su bebé, una mujer dando la bienvenida a su hijo, un hijo en su primer cumpleaños…pornografía.

Curioso el mundo este… curioso…

censuradaAdriana Doula en Madrid

https://www.facebook.com/adrianadoulaenmadrid


¿Cómo tener un parto respetado?

¿Existe alguna receta para lograr un parto respetado? La respuesta es sí.

Debes confiar en tu cuerpo, tu bebé y tu capacidad de parir. 

Parir es un acto fisiológico. No necesitamos nada, ninguna preparación especial, hemos nacido para ello. Has sido capaz de quedarte embarazada y gestar una vida, si tu embarazo ha sido normal y estás en un entorno adecuado, serás capaz de parir a tu hijo.10291815_582559231857890_2859938582657110210_n

Infórmate y decide.

Muchas de nosotras hemos pasado muchos meses preparando una boda. ¿Por qué cuando nos quedamos embarazadas no dedicamos, al menos, el mismo tiempo que a la boda?. Con información podrás decidir de manera consciente que quieres y que no quieres en tu parto. Además, te ayudará a combatir miedos, ya que no será todo nuevo, conocerás el proceso y te sentirás dueña de el mismo.

Conoce tus derechos. 

Conocer tus derechos para protegerte y aliviar temores. ¿Hasta dónde puedo decidir? ¿A qué me puedo negar?. Conoce tus derechos.

¿Qué esperas de tu parto?

Después de haber informado y conociendo tus derechos, podrás decidir de manera consciente, libre e informada entre las alternativas de la asistencia a tu parto para así después, elegir el lugar en el que parirás. Puede ayudarte la lista de mínimos. 

Elegir el centro y/o profesional que atenderá tu parto.

Sabiendo lo que quiembarazo1eres, podrás elegir el lugar y/o la persona que asista tu parto según los protocolos, ubicación, datos del centro o profesional (episiotomía, inducciones, partos instrumentales, cesáreas…) y demás circunstancias que pueden tener importancia para ti.

Muchos hospitales tienen jornadas de puertas abiertas a las que podéis ir para ver la forma en la que trabajan, preguntar lo que queráis y conocer las instalaciones.

Lee relatos, comparte con otras madres…

Cuando un sitio te gusta, puedes ir a grupos de embarazas, crianza o leer relatos de parto del sitio elegido para ver si se ajustan a lo que deseas y esperas del sitio o por el contrario, a la hora de la verdad, no es lo que creías.

El Parto es Nuestro tiene muchos grupos locales a los que puedes ir.  Suele haber experiencias de todo tipo. Además de compartir, ayudar a elegir e informarte, seguro que pasas un momento muy agradable y puedes disipar miedos.

Elige a tu acompañante

Elige a la persona o personas con la que más cómoda te sientas. Exprésate sin problemas, comparte tus miedos y dudas, cuéntale lo que esperas del parto y lo que esperas de él /ella para que pueda ayudarte en la medida de lo posible.

Después del parto agradece, denuncia o reclama

Si te has sentido cuidada y respetada, tal vez puedas mandar una carta de agradecimiento. Seguro que a las matronas les encantará ver que su buen hacer es recompensado de alguna manera.

Tan importante como esto es reclamar o denunciar en caso de que no sea así…  la denuncia es un arma muy efectiva para el cambio.

¡¡¡FELIZ PARTO Y FELIZ SEMANA DEL PARTO RESPETADO!!!


Consejos para visitar a una familia en el posparto

Es habitual que cuando nace un bebé todo el mundo se ponga eufórico y con muchas ganas de conocerle. Si ya es el primer nieto o nieta, sobrino… sin mencionar las tradiciones (traicioneras).10342312_10203692420290715_1587361397_o

Cuando acabamos de parir, estamos cansadas, hicimos mucho trabajo y todo tiene que empezar a encajar. El bebé conocer a su madre, la madre conocer a su bebé. A veces estamos doloridas, nuestras hormonas bailan y es frecuente que llevemos noches sin dormir y el panorama no pinte mucho mejor.

Además, la madre y su hijo, tienen una  tarea importante y muchas veces dura; establecer la lactancia. Parece cualquier cosa, pero es frecuente que el primer bebé que tenemos en brazos sea nuestro propio hijo, que nunca antes viéramos una lactancia en nuestro entorno y ese bebé tiene que aprender a mamar. A veces, al principio, da apuro hacerlo delante de gente… especialmente si cuesta un poco.

Si tienes alguna embarazada a puntito de parir, debes leer esta entrada. Leer estas cosas es de obligado cumplimiento para cualquier visitante de una recién parida.

Llama antes de ir: 

Llamar antes de ir a una casa o el hospital, algo tan básico. Hay madres que prefieren las visitas en el hospital y estar tranquilas en casa, gente que ni en casa ni en el hospital, gente que prefiere en casa, madres que paren en casa y prefieren esperar un tiempo y gente ansiosa de ver gente… como hay varias opciones, si estás pensando ir, llama antes.

Deja a los padres más que claro que solo quieres que ellos estén a gusto. En ese momento, debemos estar por y para ellos, es su momento…

Si no eres de confianza o es por compromiso, tal vez esperar sea una buena idea.

La visita al médico:  

Las visitas deben ser cortar, más cortas que la visita al médico.

Los padres además de tener que cubrir todas sus necesidades, tienen que cubrir las de otra persona nueva y que se hiperestimula fácilmente. Por ellos y por el bebé, si los padres no piensan lo contrario, visitas cortas por favor…

Horas de visita:

Cuidado con las horas de visita. Ahora es la casa de un bebé y de unos padres cansados. Respetemos sus horas de descanso, de comida…

Opiniones no, gracias: 

Las madres lo hacemos lo mejor que sabemos y somos las que mejor conocemos a nuestro bebé. A veces recibimos muchísimas opiniones y muchas de ellas contradictorias. Si a esto le unes que hormonalmente tenemos un coctel importante, estamos cansadas y a veces un pelín desbordas, recuerda, tu opinión y/o consejo puede hacernos muchísimo daño.

Organizarse si sois muchos: 

Si sois una familia grande podéis organizaros para ir todos a la vez y no tener chorreo de visitas constante. También podéis turnaros, pero dar descanso a los padres y el bebé.

La madre está bellísima:

Comentarios del tipo “vaya cara”, “aún tienes mucha tripa” y demás perlas, no ayudan en nada y sí pueden hacer daño a una mujer cansada y hormonada. Debemos ser muy cuidadosos, al fin y al cabo, no es nada constructivo… acaba de parir y está preciosa, seguro.

Regalos:

Tuppers para ir descongelando y comer esa semana sin cocinar, ocupándote solo de tu bebé y de ti misma. Traer y llevar al hijo mayor, si lo hay, al cole o una buena limpieza o plancha en casa. A veces eso ayuda mucho más que un modelito bonito para el bebé.

El bebé de brazo en brazo:

El bebé ahora es de su madre, habrá bebé para rato. Espera a que la madre te lo ofrezca, si es que le apetece. Tendemos a pensar que ayudamos a esa madre cogiendo al bebé para que ella limpie la cocina. ¿Y si me limpias tú la cocina y yo disfruto de tener a mi bebé piel con piel?.

 

Seguro que hay mil consejos más, el principal, sentido común.

Adriana Doula Madrid

https://www.facebook.com/adrianadoulaenmadrid