El cordón umbilical: Dejarlo latir, donación y conservación.


El cordón umbilical: Dejarlo latir, donación y conservación.

La OMS recomienda el pinzamiento tardía del cordón umbilical. El tiempo es variable, no hay prisa y es recomendable no cortar el cordón hasta que se haya alumbrado la placenta.

Se ve bastante claro si el cordón está latiendo o ha terminado de latir. El cordón todavía con sangre está completamente azulado, en cambio, el cordón que ya ha dejado de latir está tan blanco como un calamar y la sensación al cortarlo es la misma o muy parecida.

El cordón y la placenta es un órgano más y debemos mentalizarnos que mientras lata está haciendo una función y debemos dejar que la haga. Todo está pensado para hacer que sea perfecto, si no fuera así, no latiría.

cordon

¿Cuáles son los beneficios del pinzamiento tardío del cordón umbilical? 

– Nada más nacer, no pinzar el cordón umbilical es un seguro de vida y ayuda a que su transición sea más suave. Lo pulmones del bebé pueden tardar un tiempo en empezar a funcionar correctamente. Si no cortamos el cordón y a través de él sigue pasando oxígeno, si nace sin complicación, será un inicio más suave, activándose poco a poco los pulmones, sin prisas porque recibe oxígeno todavía a través de su cordón. Si nace comprometido, está recibiendo un extra de oxígeno y hay más tiempo de reacción.

– Facilita la primera respiración. Los capilares pulmonares se llenan haciendo que los alvéolos se pongan erectos y facilitando así la primera toma de aire.

– Es una excusa perfecta para que no sea separado de su madre. No hay mucho cordón, así que si queremos dejar que lata, el bebé debe estar sobre el pecho de su mamá.

– Si dejamos latir el cordón, estamos previniendo la anemia en el primer año de vida.

 

¿Cuáles son los riesgos de pinzar prematuramente el cordón umbilical?

– Puede sufrir una anoxia y daño cerebral irreversible sobre todo en los bebés que han nacido con sufrimiento fetal y necesitan el cordón latiendo para no quedarse en ningún momento sin oxígeno.

– Puede tener problema para expandir sus pulmones. De ahí el riesgo de anoxia del que hablamos.

– El 33% de la sangre del bebé pasará a través del cordón antes de colapsarse. Si se corta antes, estamos privando a nuestro hijo del 33% de su sangre. Esa sangre lleva hematíes, por lo que tiene más posibilidades de tener anemia. La leche de madre tiene poco hierro, así que es el principal aporte hasta empezar con la alimentación complementaria. También perderá inmunoglobulinas que son defensas para el sistema inmune del bebé.

cordon

 

*La imagen muestra unos gemelos. El primero y más blanco el cordón se pinzó antes de que dejase de latir. Con el segundo bebé esperaron a que el cordón dejase de latir para pinzar y cortarlo.

Donación de cordón umbilical.

Si donas el cordón umbilical, no se puede esperar a que el cordón deje de latir y tu bebé se quedará si el 33% de su sangre. Es algo muy personal que hay que evaluar detenidamente. Lo que es seguro es que al 100% el bebé necesita la sangre del cordón para él y es bastante improbable que otra persona la necesite. Como kegalmente, para ser donante de lo que sea, debes tener más de 18 años y pesar más de 50 kilos. Sin mencionar que es algo altruista que tú mismo decides, si el tema es algo que te preocupe siempre te puedes hacer donante de médula. Aquí explica los pasos.

Conservación del cordón umbilical.images

En el caso anterior, la donación, pasa a un banco público en la que cualquier persona compatible podrá recibir la sangre del cordón. En el caso de un banco privado no es así, solo la guardas para ti, y eso significa que hay que sacarla de nuestro país porque a día de hoy en España esto no es legal.

En varios congresos de hematología, se ha llegado a la conclusión de que los bancos privados no tiene mucho sentido. Si tienes una enfermedad, no necesitarás tu propio cordón si no otro. Solo 1 de cada 100.000 cordones podrán curar a su dueño, ya que la alteración genética estará también es su cordón y necesitará el de otra persona.

Adriana Doula Madrid.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *