¿Cómo tener un parto respetado?


¿Existe alguna receta para lograr un parto respetado? La respuesta es sí.

Debes confiar en tu cuerpo, tu bebé y tu capacidad de parir. 

Parir es un acto fisiológico. No necesitamos nada, ninguna preparación especial, hemos nacido para ello. Has sido capaz de quedarte embarazada y gestar una vida, si tu embarazo ha sido normal y estás en un entorno adecuado, serás capaz de parir a tu hijo.10291815_582559231857890_2859938582657110210_n

Infórmate y decide.

Muchas de nosotras hemos pasado muchos meses preparando una boda. ¿Por qué cuando nos quedamos embarazadas no dedicamos, al menos, el mismo tiempo que a la boda?. Con información podrás decidir de manera consciente que quieres y que no quieres en tu parto. Además, te ayudará a combatir miedos, ya que no será todo nuevo, conocerás el proceso y te sentirás dueña de el mismo.

Conoce tus derechos. 

Conocer tus derechos para protegerte y aliviar temores. ¿Hasta dónde puedo decidir? ¿A qué me puedo negar?. Conoce tus derechos.

¿Qué esperas de tu parto?

Después de haber informado y conociendo tus derechos, podrás decidir de manera consciente, libre e informada entre las alternativas de la asistencia a tu parto para así después, elegir el lugar en el que parirás. Puede ayudarte la lista de mínimos. 

Elegir el centro y/o profesional que atenderá tu parto.

Sabiendo lo que quiembarazo1eres, podrás elegir el lugar y/o la persona que asista tu parto según los protocolos, ubicación, datos del centro o profesional (episiotomía, inducciones, partos instrumentales, cesáreas…) y demás circunstancias que pueden tener importancia para ti.

Muchos hospitales tienen jornadas de puertas abiertas a las que podéis ir para ver la forma en la que trabajan, preguntar lo que queráis y conocer las instalaciones.

Lee relatos, comparte con otras madres…

Cuando un sitio te gusta, puedes ir a grupos de embarazas, crianza o leer relatos de parto del sitio elegido para ver si se ajustan a lo que deseas y esperas del sitio o por el contrario, a la hora de la verdad, no es lo que creías.

El Parto es Nuestro tiene muchos grupos locales a los que puedes ir.  Suele haber experiencias de todo tipo. Además de compartir, ayudar a elegir e informarte, seguro que pasas un momento muy agradable y puedes disipar miedos.

Elige a tu acompañante

Elige a la persona o personas con la que más cómoda te sientas. Exprésate sin problemas, comparte tus miedos y dudas, cuéntale lo que esperas del parto y lo que esperas de él /ella para que pueda ayudarte en la medida de lo posible.

Después del parto agradece, denuncia o reclama

Si te has sentido cuidada y respetada, tal vez puedas mandar una carta de agradecimiento. Seguro que a las matronas les encantará ver que su buen hacer es recompensado de alguna manera.

Tan importante como esto es reclamar o denunciar en caso de que no sea así…  la denuncia es un arma muy efectiva para el cambio.

¡¡¡FELIZ PARTO Y FELIZ SEMANA DEL PARTO RESPETADO!!!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *